• Luís Figo

Entrevistas

EL PRIMER GALÁCTICO

EL FICHAJE MÁS POLÉMICO DE LA HISTORIA INAUGURÓ EN SU DÍA LA ERA DE LOS GRANDES CRACKS, LA DE LOS FUTBOLISTAS MEDIÁTICOS. PERO LA PRESIÓN NO LE ASUSTABA ENTONCES NI LE ASUSTA AHORA, CONVERTIDO EN UN ACTIVO HOMBRE DE NEGOCIOS, Y ASESOR, ADEMÁS, DEL PRESIDENTE DE LA UEFA.

FUE EN SU DÍA EL TRASPASO MÁS MEDIÁTICO –del F.C. Barcelona al Real Madrid– y más caro –10.000 millones de pesetas, 60 millones de euros– de la historia. Pero Luis Figo, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, es mucho más que eso. Padre, empresario y Balón de Oro en 2000, cuando lo recibió de manos de Joseph Blatter, con quien más tarde, en 2015, se enfrentaría en las elecciones presidenciales de la FIFA. El portugués siempre ha sido un hombre de grandes desafíos y emociones que necesita sentirse “útil”, como no ha parado de repetir desde que nos hemos encontrado con él. El encuentro se produjo, claro, antes de que la pandemia paralizara el mundo a nuestro alrededor. Un contacto posterior nos ha permitido conocer también cómo vive el propio Figo esta situación inédita y sus reflexiones al respecto.

—¿Cómo estás viviendo estas semanas con el COVID-19 en nuestras vidas?
Están siendo unas semanas de mucha incertidumbre, con muchos sentimientos contradictorios: gente sufriendo y llena de dolor con la pérdida de seres queridos; también la posibilidad de estar más tiempo con tus hijos; las diferencias políticas, a las que nos tienen acostumbrados; la mala gestión de la pandemia… Situaciones nuevas frente a un virus que nos alteró nuestra rutina, nuestra vida y que ha traído muchos problemas económicos a toda la sociedad.

Página: 54