• Paula Sancho

Entrevistas

BIENVENIDA A CASA

DIEZ AÑOS TRABAJANDO COMO MODELO HAN PERMITIDO A LA MADRILEÑA PAULA SANCHO VIAJAR POR TODO EL MUNDO. PERO SU FICHAJE PARA ACTUAR EN UNA SERIE DE TELEVISIÓN CAMBIÓ POR COMPLETO SUS PRIORIDADES. DE VUELTA A ESPAÑA, TIENE CLARO QUE SU FUTURO PASA POR LA INTERPRETACIÓN.

CON SOLO 24 AÑOS, PAULA SANCHO lleva ya diez trabajando como modelo y actriz; y estudiando; y viajando; y formándose; y exigida también por las peculiaridades de la profesión de su pareja, el portero del Real Valladolid Roberto Jiménez. No para ni está dispuesta a hacerlo, y menos ahora, cuando tiene claro que la interpretación es su futuro. La ha probado ya, en varios cortos y, sobre todo, en la serie de televisión Algo que celebrar (Antena 3). La llamaron cuando se encontraba en la universidad, en el primer curso de la doble carrera de Administración y Dirección de Empresas, Publicidad y Relaciones Públicas –que terminó, por cierto, con un 8,5 de media–. “Hacía malabares para compaginar estudios y trabajo. Pero esa experiencia –nos cuenta– cambió mi vida”.

—¿Qué tiene la interpretación que, con esa primera experiencia, te enganchó tanto?
Desde pequeña he estado muy relacionada con el mundo del arte. He dado clases de baile, de canto, de teatro…, pero el momento exacto en el que me di cuenta de que podía convertirse en mi forma de vida fue tras el rodaje de Algo que Celebrar. Es ahí cuando pones lo que has estudiado en práctica y te das cuenta de si te gusta. Cuando te levantas a las cuatro de la mañana porque empiezas a rodar a las seis; llegas a casa exhausta a las ocho de la tarde y tienes que estudiar el guión del día siguiente, y lo haces todo de buena gana, es cuando dices “esto es lo mío”.

Página: 108