• Roberto Jiménez

Entrevistas

UN HOMBRE DEL RENACIMIENTO

ROBERTO JIMÉNEZ, PORTERO DEL ESPANYOL, RECIBE EN EXCLUSIVA AL CLUB DEL DEPORTISTA. EN ESTA ENTREVISTA, MUESTRA LA CARA NO TAN CONOCIDA DE UN FUTBOLISTA DESVELANDO SU RECIENTE ADICCIÓN AL ARTE, SUS GUSTOS Y SUS SENSACIONES SOBRE UN ÁMBITO QUE NO LE ES TAN DESCONOCIDO, LA MODA.

APASIONADO DE LA MODA… y seducido por
el arte. Así lo demuestra un cuerpo convertido,
a base de tatuajes, en un lienzo dedicado al
Renacimiento. Nos encontramos con el chico
de la eterna sonrisa en el Hotel
Te One, en
Barcelona. Roberto, aunque está atravesando una
etapa diferente en lo que a su vida profesional
se re
fere, se muestra maduro ante los giros
inesperados que da la vida: “Si hubiera vivido esta
situación con 25 años, lo habría llevado mucho
peor, pero siempre he sido valiente y nunca me
ha dado miedo apostar por el cambio”. Hoy le
conocemos un poco más.
—¿Cómo vive un portero cada partido?
Con el paso del tiempo la cosa se normaliza. El
trabajo de toda una semana se ‘juega’ en muy
pocas acciones, a veces solo una, pero ese número
determina todo el trabajo que llevas. Al principio
de tu carrera te cargas mucho mentalmente.
Ahora lo llevo distinto, con otra madurez. Pero
sigue ocurriendo que, cuando acaba el partido,
crees que has actuado mucho más de lo que
realmente ha sido. Acabas cansado mental y
físicamente casi igual que tus compañeros.
—¿Se es injusto algunas veces con los porteros?
Sí, va intrínseco en la posición. Si tiene un fallo,
el portero va a ser condenado, al contrario que
los delanteros, que pueden tener un partido
nefasto, pero el gol les da la gloria.
—¿Tus referentes? —Iker es el referente para todos.
Junto con Bufon, han cambiado el concepto de un portero
dentro del equipo, pero con Iker lo he vivido más
de cerca. También Víctor Valdés, que salvaba
siempre la ‘única’ que tenía en todo el partido.

Página: 36