• Carla Pereyra

Entrevistas

BUSCANDO LA BELLEZA

AFICIONADA A PINTAR, LA ARGENTINA CARLA PEREYRA ENCONTRÓ EN EL ARTE, Y TAMBIÉN EN LA MODA, LA MEJOR FORMA DE RELACIONARSE CON EL MUNDO. AHORA, LA FAMILIA ES SU PRINCIPAL DEDICACIÓN.

PASIÓN POR EL ARTE Y LA CULTURA Y, ahora, una total dedicación a su familia. Es la sensación, junto con unas ganas increíbles de disfrutar de la vida, que nos deja este encuentro con Carla Pereyra, en el que pudimos descubrir las otras facetas, no tan conocidas, de esta espectacular argentina de 32 años con una rica trayectoria personal y profesional a sus espaldas. La cita se produce en el estudio de decoración L.A. Studio.

—Realizamos esta entrevista aquí, en este estudio, porque sabemos de tu pasión por el arte y el mundo de la decoración. De hecho, trabajaste durante dos años en Nueva York. ¿De qué manera sigues ligada al arte? El arte es algo que, con el tiempo, he ido aprendiendo a valorarlo, a entenderlo y sobre todo a disfrutarlo. Hoy sigo ligada más como consumidora y aficionada, ya que con dos niñas poco tiempo me queda… Disfruto de cada feria o museo al que puedo asistir y siempre me gusta saber qué artistas están mejor en el mercado y también conocer la historia de cada uno, que es una parte fundamental para comprender su obra.

—¿De dónde y como te surgió esta vocación? Siempre tuve la necesidad de expresarme. Comencé pintando para mí y así descubrí un mundo en el que sentí que debía involucrarme más para complementarme… ¡Y porque soy muy inquieta y siempre busco saber y aprender!

Página: 119